BLOG

Publicado Junio 24, 2022 | Florencia Droppelmann

CREO EN LAS HADAS

Dia Internacional de las Hadas. Cuidar a las hadas es cuidar de nuestro planeta. Creer en las hadas es mantenerlas vivas.

CREO EN LAS HADAS

Dicen que cuando un bebé ríe por primera vez, nace un hada.

Las hadas son pequeños seres mágicos con delicadas alas de mariposa.

Junto a su magia y sus polvos de hadas, se encargan de proteger los recursos naturales y de ayudar a los seres humanos de distintas maneras.

 

El hada que nació de tu risa, es tu hada. Puede acompañarte en tu día a día, pero debemos tener en cuenta que al ser seres puros, no tienen razonamiento humano, y solo se dejan llevar según su estado de ánimo. Por esto pueden migrar y dejar de acompañarte. 
Ya que pueden llegar a vivir millones de años, suelen buscar alguna otra risa que les cause gracia y “adoptar” a ese nuevo humano.

 
Pero también son energía, por lo que en nuestra actualidad rutinaria llena de preocupaciones vacías, pueden llegar a cansarse del mundo humano cotidiano, y buscan refugiarse en la naturaleza, donde no existe maldad, buscando paz y la regeneración del planeta tierra. Las hadas comprenden perfectamente el ciclo de la vida, la función de cada ser, cada animal y cada especie que habita en nuestro mundo.

 

Si bien existen muchos tipos de hadas, existen 4 más fáciles de reconocer y comprender, éstas se pueden dar según la época de tu primera risa, o según el propósito que debas realizar en tu vida.

 

HADAS DE AGUA

Son las encargadas de la purificación, de la limpieza del alma y la mente, también cuidan las aguas del planeta, adoran conservar los ríos, lagunas, estanques, manantiales y el mar en su estado puro natural. Buscan filtrar las energías negativas y convertirlas en deseos positivos, que todo fluya y que nada se estanque.

Se dice que ayudan a los navegantes a llegar a su destino, por lo que siempre van a ayudarte a lograr tus metas y encaminarte en tus reales propósitos del alma, que no se pierda tu luz.

Su color característico es el azul, son muy alegres, curativas y sanadoras. Son unas esponjas espirituales ya que pueden absorber bondadosamente tus miedos, aflicciones, inseguridades y transformarlas en enseñanzas para seguir intentándolo.

 

HADAS DE LA TIERRA

Son las primeras que habitaron el planeta, por su gran inteligencia y bondad. 
Sus poderes son increíbles ya que cuidan a los árboles y toda la vegetación del mundo. Adoran y protegen a los humanos que cuidan de la naturaleza, confían y premian a los amantes de las plantas, de los insectos y de los animales.
Son las encargadas de hacer que te maravilles con alguna flor o planta al caminar, el disfrutar hacer paseos y admirar la naturaleza , son el instinto de decir “mira que hermosa”. Poseen una energía receptiva, aman el mundo funji, la flora y el cuidado de los minerales. Su color característico es el verde

 

HADAS DEL AIRE

Controlan el tiempo y los vientos, dominan a su antojo los fenómenos naturales.

Tienen un alma muy pura pero actúan con mucha suspicacia, les gusta planificar, y buscan el orden y el equilibrio, pero al perder el control, les cuesta mucho volver a la paz.

Estas hadas jamás envejecen y son realmente hermosas, sienten una fuerte pasión por la estética y el diseño. Aman el día, el aire y la luz, vibran con los objetos hermosos, decoraciones y con el amor propio, son las ganas de querer verse bien para uno. 
Están en tus pensamientos soñadores, tus ganas de volar, de llegar más allá, tu interés de viajar, de conocer y admirar otras culturas. Aman la poesía, los arco iris, las nubes, todos los aromas de la naturaleza y vibran con los cambios de estación. 
Se dejan ver al ojo humano en forma de mariposa y su color característico es el lila.

 

HADAS DEL FUEGO

Representan la creación y destrucción, sienten fuertemente la pasión, aunque no puedan enamorarse, gozan con ver el amor y cómo se construyen todas las relaciones, sean de pareja, de amistad, o familiares. Tienen mucho coraje y son muy imaginativas.

Son seres de luz que controlan el fuego, aman las fogatas y todo lo que ilumine la oscuridad. Les atraen mucho las emociones fuertes, pasionales y los sentimientos creativos. Son nuestro instinto impulsivo, la curiosidad y las ideas innovadoras.

Como viajan a través del aire y se aburren fácilmente de la monotonía, cambian de hogar constantemente y son más difíciles de encontrar, pero su debilidad es el fuego, por lo que podemos notar su presencia en las chispas en el fuego. 

Son de colores rojos, naranjas, amarillos y dorados, representan el verano y no les agrada el frío.

 

En una frase: el aire, el agua, la tierra y el fuego, son los cuatro mágicos espíritus elementales.

 

¿Dónde podemos encontrar hadas?

Las hadas habitan en tu hogar, conviven con tus mascotas y les gusta dormir dentro de tu armario junto a tus ropas favoritas, pero siempre se relacionarán con las cosas que les tienes cariño. Conversan con tus plantas y te ayudan en la cocina, juegan con tus costureros, admiran las cerámicas y maderas, y ruegan que prendas siempre velitas con aromas naturales.

Son juguetonas por lo que pueden hacerte bromas escondiéndote cosas o cambiándolas de lugar, no es que sean malas, solo buscan interacción con ellas, sueñan con mucha fé que volvamos a poder verlas y sentirlas.

 

Las hadas más viejas, que ya no están interesadas en la humanidad, tristemente decepcionadas por las acciones de los humanos que les tocó convivir, migran a los lugares más recónditos de la naturaleza.

Si alguna vez estás en un ambiente natural realmente hermoso, donde tu pecho vibra de belleza y tus ojos maravillados piensan “acá viven hadas”, es así. Si lo crees, lo és. 

 

El ser humano ha perdido cómo relacionarse con las hadas, así como también las hadas esperan que recuperemos la cordura y dejemos de actuar en contra de la naturaleza, ellas aún tienen esperanza. Mientras se dedican a conservar la vegetación y los recursos naturales, viven en plantas, árboles, tierra, lagos, brisas, rayos de sol, el perfume de las flores y todo lo hermoso que nos rodea. 
Se dice que las hadas son las que les enseñan a las abejas a polinizar, ya que también aman el polen.

 

Para conectar con las hadas en nuestro hogar, o en cualquier espacio, es necesario mantenerlas en un lugar atractivo y cómodo para ellas, que tu hogar esté mayormente lleno de materiales naturales, maderas, telas, cerámicas, velas naturales y similares, ya que los plásticos, los materiales producidos en exceso industrialmente y contaminantes, no son de su agrado. 

Soñar con ellas y los sueños relacionados a las hadas son de buena suerte, ya que te están tratando de decir algo bondadosamente.

 

Y ya sabemos qué debemos repetir: ¡Yo si creo en las hadas! 
Ya que si dejamos de creer en ellas y lo decimos en voz alta, se muere el hada más cercana. ¡Lo cual sería terrible! porque no solo podríamos matar a nuestra hada especial (que nació de nuestra risa), o nuestra hada que decidió acompañarnos (ya que captamos su atención), sino que podríamos apagar la vida del hada de alguien mas. Esto le causaría un gran daño a esa persona, ya que también se muere una parte de su alma, de su bondad y podrían olvidar el propósito de su vida.

 

Cuidar a las hadas es cuidar de nuestro planeta. Creer en las hadas es mantenerlas vivas.


Relacionados